A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Dieta cardiosana con glamour

Lo que pasa cuando a un chef y pintor le da un infarto

Casafont dieta

Las manos de Miguel Casafont son especiales. Tanto así, que hasta son manos de película. Literalmente. En el filme “La conquista del Paraíso”, de Ridley Scott, cuando necesitaron planos cerrados de las manos de Cristóbal Colón (interpretado por el actor francés Gerard Depardieu), llamaron a Miguel y fueron las suyas las que aparecen escribiendo el testamento del Almirante.

Con esas mismas manos prepara platillos exquisitos, produce montajes para fotografía de alimentos, diseña y decora, dibuja, pinta, enseña y escribe libros. No es exagerar decir que son manos con magia. Pero nunca han operado solas, en piloto automático. Siempre han ido bien dirigidas por el cerebro y el corazón de Casafont. Ahora nos sorprenden de nuevo, con un libro diferente, diríamos que único: un libro de recetas que él llama “cardiosanas”, que es promesa de vida saludable para quienes se animen a replicar las fórmulas que nos ofrece.

Es que en esta nueva obra, ese trío casafontiano –cerebro, corazón y manos- ha logrado una especie de milagro: ofrecer opciones alimenticias que responden a los requerimientos dietéticos de quienes quieren proteger su corazón, pero que al mismo tiempo brindan un verdadero banquete a los sentidos, desde el gusto hasta la vista y el olfato. Tamaña proeza; nada desdeñable.

El libro, titulado ”Cocina del corazón. La cardiodieta Casafont”, es una muestra evidente de que sí se puede, como dice el dicho, transformar el vicio en virtud. El autor decidió realizar este proyecto después de pasar por un episodio sumamente traumático. Como bien explica en el prólogo, sufrió un infarto de miocardio y cirugía de revascularización coronaria para un triple baipás. Como parte de los cuidados necesarios para su recuperación, emprendió un cambio de vida, que incluyó modificar sustancialmente sus patrones de alimentación.

Siendo, como lo es, creador y gourmet, el resultado fue que se dedicó a buscar combinaciones de alimentos que le permitieran seguir vivo, junto con su tratamiento médico y sus fármacos específicos, como él lo detalla en el libro, pero sin dejar de comer sabroso.

Ello se concretó en 43 recetas muy prácticas y de rápida elaboración, aunque no diremos que sencillas ni simples, porque nada de Casafont puede ser ninguna de esas dos cosas: cada detalle está cuidado de una manera especial, para lograr atraer a sus lectores hacia una dieta saludable que no pierda el glamour. El concepto, los textos, las recetas y la creatividad son todos de su autoría. Las fotografías son de Paúl Aragón, quien realizó un trabajo impecable.

Si lo vemos en concreto de principio a fin, nos percatamos de que cuando Miguel ofrece un plato de avena cardiosana, no es solo que deba prepararse con cereal integral y leche descremada, sino que las pasas tienen que ser, preferentemente, doradas [jamás comunes]; y que llevará especias y mango maduro, como un toque original de la India.

Confirmamos también que por medio de la varita mágica del pintor gourmand una ensalada de frutas se convierte en un bello carpaccio, con los ingredientes en láminas delgadas y sus colores en vivo contraste.

Las galletas de arroz, causan pánico en el consultorio de los nutricionistas, ya que se presumen insípidas y la negación del buen comer; pero en este libro, “aliñadas”, se transforman en crujiente y rico entremés, dulce o salado, coronado con ciertas legumbres o con frutas.

Así, página por página surge el conjuro que introduce nuevos platos o modifica algunos conocidos, mediante la adición de detalles sorpresivos y la desaparición de las grasas poco saludables u otros elementos peligrosos para nuestro corazón.

Algunos ingredientes no los veremos nunca, como la yema de huevo, una villana que ha sido eliminada de la película antes de la filmación. En cambio los galanes indudables son el pescado y el pollo, que se lucen con múltiples ropajes.

La amplia cultura gastronómica del autor se cuela a lo largo de la obra y las recetas a veces tienen resabios orientales, o toques franceses, italianos o mediterráneos.

Tampoco quedan por fuera otros pormenores de la buena mesa: “mantelitos individuales coquetos, una vajilla especial, servilletas”…Tener que cuidar la salud del cuerpo no implica olvidarse de que el comer es un goce, señala el autor.

Lo dicho: este nuevo libro de Casafont es, sin duda, sano cien por ciento, pero jamás aburrido. Sin dejar por fuera el glamour.

Para Casafont, definitivamente cardiosano no significa de mal gusto. Mesa lista para comer sanamente...con glamour.

Para Casafont, definitivamente cardiosano no significa de mal gusto. Mesa puesta por él, lista para comer sanamente…con glamour.

Esta nota fue publicada en La Nación del día de hoy, 30 de noviembre de 2014, en la página 10 del Suplemento Áncora, en la sección llamada “Librero”, bejo el título: “Manos mágicas.

 

Leave a Reply